Como católicos, tenemos la responsabilidad de cumplir con las necesidades de nuestra parroquia local y de actuar colectivamente para apoyar aquellas actividades que nos benefician a todos. Together Let Us Go Forth, Juntos Sigamos Adelante es la campaña que se está llevando a cabo en cada una de las parroquias en nuestra Diócesis. Es nuestra oportunidad abordar las necesidades inmediatas y y los problemas a largo plazo.

La meta colectiva de la Diócesis es de $100 millones. Esto está diseñado para asegurar el financiamiento para seminaristas futuros, para el cuidado de nuestros sacerdotes de la tercera edad, para fortalecer la educación católica, apoyar los Centros Newman, expandir la parroquia y los ministerios de servicio social, y abordar las prioridades colectivas de la Diócesis. La mayor parte de esta meta, que son 35 centavos por cada dólar juntado, servirá para apoyar los programas de la parroquia. En nuestro caso, nuestra meta parroquial es $1,917,641.00. Si cumplimos con nuestra meta, lo que nos toca serán $680,000. Y si excedemos nuestra meta parroquial, el 100% irá a nuestra parroquia para apoyar nuestros programas.

La meta parroquial, que es un millón novecientos diecisiete mil seiscientos cuarenta y un dólares ($1,917,641.00) puede parecer una cantidad abrumadora. Pero con Dios todas las cosas son posibles. ¿Cómo vamos a hacer esto?

La buena noticia es que hay una forma de hacer esto. Pero se requiere la participación de la parroquia entera.

Así que voy a pedir a cada familia que haga lo siguiente:

  • Escuchen y aprendan. Vengan a entender las necesidades de nuestra parroquia y diócesis en detalle. Vean el impacto de lo que harán los fondos recaudados.

  • Reflexionen y hagan oración. Consideren todo lo que se logrará y la importancia de la Iglesia en su vida. Como familia, busquen la dirección de Dios para entender cuál es la mejor forma en que pueden ayudar. Hagan preguntas y asegúrense de que entiendan durante este periodo.

  • Decidan y actúen. Cuando sientan que todas sus preguntas han sido contestadas y determinen cuál es la mejor forma en que pueden ayudar, por favor hagan su donativo y celebren con todas nuestras familias parroquiales a través de la diócesis.

Permítanme contarles un poco acerca de nuestros planes para los fondos que se nos regresarán aquí a Cristo Rey:

El centro comunitario de la parroquia es nuestra más alta prioridad…

A través del uso de este edificio, albergamos juntas para los diferentes ministerios, como los Caballeros de Colón y otros ministerios parroquiales…

Servimos a muchas familias cada semana a través del ministerio de HOPE, Mission of Mercy y San Vicente de Paúl…

Los proyectos incluyen:

  • Renovación de los baños del centro comunitario

  • Demolición de almacenes existentes y construcción de más salones

  • Nueva iluminación interior

  • Nueva iluminación del estacionamiento

  • Reemplazo del asfalto existente y actualización del desagüe

  • Toldo en la parte de atrás del centro

  • Salones futuros en oficinas modulares atrás del centro

  • Nueva plancha de concreto atrás del centro

  • Construcción de nuevo almacén a lo largo de la pared este del centro

  • Repisas nuevas de acero inoxidable en el almacén

  • Nueva capa de piso en el almacén

Consideren un porcentaje de lo que cada uno de ustedes puede sacrificar para el trabajo del Señor. Aquellos que han sido bendecidos abundantemente pueden dar más. Nunca podremos ser más generosos que Dios. No lo puedo explicar. Pero cada vez que yo he sido generoso con el Señor, Él me ha bendecido desmesuradamente. No damos para recibir a cambio; damos porque hemos sido bendecidos.

Por mi parte, me comprometo a dar cada mes a esta campaña además del apoyo que he estado dando para educar a niños en comunidades en las Filipinas.

Me comprometo a ser buen administrador de nuestros recursos y a ser transparente en nuestras finanzas. Publicaremos el progreso de nuestra campaña. En las próximas semanas estaremos compartiendo más información con ustedes durante Misa, en el boletín, en recepciones, y a través de paquetes de información para cada familia.

Gracias por sus oraciones y su apoyo.

P. Rolyn Francisco